Un misterio de 62 años de antigüedad que ha suscitado teorías conspirativas en torno a experimentos militares soviéticos, Yetis e incluso contactos extraterrestres, puede haber encontrado su mejor y más sensata explicación en un lugar inesperado: En una serie de simulaciones de avalanchas basadas en la animación de la película ‘Frozen’.

Ese gran misterio se conoce como el Incidente del paso Diátlov. En 1959, un grupo de nueve excursionistas rusos intentó atravesar los Montes Urales durante un invierno especialmente duro. Los excursionistas acamparon bajo una la ladera nevada conocida localmente como la “Montaña Muerta”, pero nunca llegaron a su siguiente punto de paso.

Meses después, descubrieron los cadáveres de todos los excursionistas pero había algo muy raro… todos estaban desnudos, y a uno le faltaba la lengua. Se procedió a realizar autopsias de los excursionistas revelando que algunos fallecieron por hipotermia, mientras que otros presentaban evidencias de politraumatismo, o la mutilación de la lengua en uno de ellos. A pesar de las pruebas forenses y los elementos circunstanciales que rodean al caso, los investigadores concluyeron simplemente que “una fuerza desconocida e insuperable” había causado las muertes.

En un extenso reportaje de National Geographic, informan que John Gaume, que trabaja en el Laboratorio de Simulación de Avalanchas de Nieve, estaba viendo la película ‘Frozen’ cuando se fijó en la forma en que se movía la nieve en la pantalla. Curioso por saber cómo lo habían hecho los animadores de Disney, viajó a Los Ángeles para reunirse con el especialista que creó el movimiento de la nieve en pantalla.

Gaume consiguió que le prestaran el software que utilizaron para animar la nieve en ‘Frozen’ para poder realizar sus propias simulaciones en torno al caso del paso Dyatlov, y aparentemente lo descifró. Gaume afirma que una avalancha es lo que mató a los nueve estudiantes y lo demostró utilizando el código de ‘Frozen’.

Gaume modificó el código de animación de nieve de la película para simular los impactos que las avalanchas tendrían en el cuerpo humano. Los modelos informáticos de los investigadores demostraron que un bloque de nieve de 4 metros de largo podía, en esta situación única, romper fácilmente las costillas y el cráneo de las personas que dormían en una cama rígida. Estas lesiones habrían sido graves, pero no mortales -al menos no de forma inmediata.

Desde hace tiempo se sospecha que una avalancha sería la culpable del incidente del paso de Dyatlov, pero no era evidente que la zona fuera terreno de avalanchas. Gaume dice que las simulaciones que hizo han recreado de manera muy detallada esa noche mortal con mucha fidelidad.

Es un poco sorprendente que una avalancha tan pequeña pueda causar lesiones tan violentas, se sospecha que el bloque de nieve tendría que ser increíblemente rígido y moverse a cierta velocidad para conseguirlo.

Si quieren saber más sobre el Incidente del paso Diátlov, cómo ¿por qué los jóvenes estaban desnudos? ¿por qué a uno le faltaba la lengua? Lemmino tiene un excelente y detallado documental explicando por qué este caso se convirtió en uno de los mayores misterios del siglo 20.

Fuente: National Geographic

¡Comparte !


0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cinexcepción