Aquí va nuestra opinión de The Batman SIN SPOILERS. ¿Va?

Y tenemos que empezar hablando de cómics… pero no como todos los ñoños que buscan el momento exacto de “The Long Halloween” o de “Year One” y demás historias para evocarlas y sentirse expertos sólo para decir:

-“Ed que tú no dsabeds de Batman, chamaco miado”🤤

(ah, cómo abundan).

No: Aquí hablaremos de cómics por una cosa más sencilla: Batman existe desde 1939 gracias a BOB KANE y a #BillFinger y cada año, cada época editorial, cada dibujante, escritor y todos los que le han metido mano, lo han hecho suyo. ¿Y esto qué tiene que ver? A estas alturas puedes tener una versión favorita, pero eso no quiere decir que sea la mejor. ¡PORQUE HAY UN CHINGO Y PARA TODOS LOS GUSTOS, PINCHE NECIO!

Podría ser generacional, pero más que nada es la visión del director al escoger a su “Señorito Bruce”. Por eso creo que Robert Pattinson y #MattReeves son los que pondrán la pausa entre tanto pleito clicbaitero.

La película arranca un par de años después de que Bruce decide vengarse de todos los criminales gracias a su incómoda situación de orfandad traumática, pero eso sí, nomás con la puntita porque este Batman no mata -aunque mete unas madrizas di-vi-nas)- Batsy, el caballero de la noche, es un aliado y amiguísimo de James Gordon (Jeffrey Wright), el comisionado, y no sólo lo usa para el cliché donde desaparece mientras Jimmy se queda hablando como pendejo a un lado de la batiseñal, sino que son camaradas ‘diadeveras’, porque uno es el poli y el otro es el detective. Y resuelven casos con todo y que el GCPD se pone al tiro de que un disfrazado con cara de mojón les joda la evidencia.

Y justamente es el mejor atributo de la película: ¿Qué mejor que exponer al Batman Detective (poco visto en la pantalla) a una Gotham City llena de ratas, mafia, corrupción, pingüinos valeverga, gatitas impresionantes y un pinche loco preguntón, junto a algunos personajes entrañables. Y vamos con los personajes…

Selina Kyle (Zoe kravitz) es la coartada perfecta para moverse entre el lodo mafioso. Y ella y Patinson tienen una química tan chida que ya quisieran los de Laboratorios El Chopo.

Increíble. Oz Cobblepot (Colin Farrell) es un perfecto jefe facineroso, y de él estaremos hablando mucho ahora que salga su serie vía HBO Max ( la cuál veremos más pronto que la del departamento de policía).

Y de allí nos vamos directo a “The Riddler”, donde #PaulDano demuestra por qué es un gran villano, aunque quizás no esté a la altura del Padrecito Sunday de There Will Be Blood, para mi su mejor trabajo, pero aquí también desquita su cara de buleado. Y a veces da miedito.

Total: tenemos una gran combinación actoral, a la cuál el director le pone un montón de oscuridad, y desde la primera escena te sacan un pedillo.

Si a eso le aunamos una historia bien suave, un graaaan (y diferente) Batman, gracias al vampiro brilloso que sabe actuar muy bien y le sabe al show de imponer con el traje, y por si fuera poco arriesgas a tu película a que roce los límites de la clasificación para que la vean más sin dejar de ser perturbadora, tenemos una cinta ganadora.

De esas que necesitas volver a ver, que tendrán continuación, que refleja un montón de detalles y homenajes tanto a sagas de historietas como de las antiguas versiones de Batman en pantalla. Repito: Robert ya calló bocas detractoras, aunque los mismos ñoños que nombré al principio son tan especiales que nunca van a aceptar que es un gran trabajo.

Reeves tiene planeado un Bativerso que sin duda se le dará y sin spoiler, pero como dijeron en una parte importante de la película casi al final: “En Gotham les gustan los regresos triunfales”

¡Comparte !


0 Comments

Deja un comentario

Cinexcepción