Reseña: Terminator Dark Fate

Qué complicado es regresar una franquicia que ya se creía extinta. Ha pasado con muchas ¿eh? Y pocas son las que regresan y les restriegan el chorizo en la cara a los detractores. Un ejemplo: Jurassic World. Nadie hubiese pensado que los dinosaurios se iban a poner de moda (otra vez) y lo lograron fuerte.


52
49 shares, 52 points

Qué complicado es regresar una franquicia que ya se creía extinta.
Ha pasado con muchas ¿eh? Y pocas son las que regresan y les restriegan el chorizo en la cara a los detractores. Un ejemplo: Jurassic World. Nadie hubiese pensado que los dinosaurios se iban a poner de moda (otra vez) y lo lograron fuerte -al menos con la uno-.
¿Pudo Terminator: Destino Oculto romper la barrera de los tiempos? Sí. A secas.


Y no es que la película esté mala; al contrario. Está bien entretenida, pero tratar de igualar lo magistral de T2 está muy cabrón; aún bajo la supervisión del mismo James Cameron.
Aquí van unos #CinexcepPuntos SIN SPOILERS.

– El nuevo Terminator llega a México, es latino y cae en una vecindad entre ropa colgada y señora con mandil. Ah, por cierto; como es del mismo director de Deadpool Película, Tim Miller, aterriza con todo y ‘Superhero landing’. Sus poderes son la mamada porque se divide en dos entes: Un exoesqueleto y una especie líquida/sólida como el T1000, pero más vanguardista. Además es amable cuando no tiene que matar a nadie.

-En esa vecindad viven Daniela (Natalia Reyes) con su papá y su hermano Diego (Diego Boneta) que dicho sea de paso sale con el torso desnudo y cantando una rola de Juanga. Una joyita.

-Por otro lado llega una chava que es una humana “mejorada”con tecnología del futuro y es la mamazona de Mackenzie Davis (Grace). Es un pedazo de mujer así, grandota, caballona; además claro: hermosa. De esas que te dan ganas de que te mate por Snu snu.

-Hay una parte donde se nota a LEGUAS que tienen que hacer doblaje aún para la película subtitulada – porque están en México -. Y al parecer le pidieron a los de la Rosa de Guadalupe que hicieran los diálogos. Imaginen una pareja fajando a la orilla de la carretera mientras llega Grace a partir madres a varios que están ahí y lo primero que se oye del bato es: -“¡Qué padre, güera!”- váyanse al prepucio, neto.

-Para no hacer el cuento largo, tiene que salvar a la Dani antes de que el otro Terminator modelo tope de gama se la deje caer, y entonces llega la abuela más cabrona que he visto desde que Martin Lawrence se vestía de ruca: Linda Hamilton. Eso sí, si de por sí tenía cara de maldita, las arrugas que le ha dejado el tiempo la hacen verse bien badass.

-La cinta tiene unas partes emotivas, una acción bastante buena y con muy buen ritmo. Pero sobre todo: te quita muchas dudas de lo que pasó durante 22 años después de que terminó el dizque “juicio final”. Y de manera diplomática mandó al carajo a todas las otras películas que dejaron de ser canon con todo y….

Arnold Schwarzenegger. El único personaje con tintes cómicos y con chistes que no alcanzan a despegar. Como los que te cuenta tu papá y te ríes por compromiso. Pero pues es el Terminator original y se le respeta. ¿Qué hace ahí? Una excusa simple: No tenía qué hacer después de obedecer órdenes y le gustó ser “humano”. Se mamaron, pero se las compras.

-La película hacer que te de nostalgia pero al mismo tiempo esperanza. Podrían llegar más entregas si esta funciona, aunque justo hoy es incierto el panorama. Eso sí; de toda la bola de estupideces que salieron con la saga, esta es la mejorcita. Y también es para agradecer. ¿Pudimos prescindir de ella? Ciertamente. ¿Vale la pena entonces? Sí. Y la pasarás mejor que siendo el séptimo que se disfrazó de en una fiesta para 10.

Foto de mi grandota para ilustrar. O sea, de Mackenzie. Ash… luego luego pensando con lujuria.

¿Te gustó? ¡Apóyanos en Patreon!

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!