¿Breaking Bad es una narconovela?

En varias páginas están mame y mame con que Breaking Bad es una narconovela. No lo es. Aquí va nuestra explicación.


54
54 shares, 54 points

1.- La primera (o narcoserie) clasificada de esa manera en la historia fue Sin tetas no hay paraiso, una telenovela colombiana que nació en el 2006. Realizada por Caracol Televisión, es considerada la primera que recreó el mundo del narco en la televisión latina sin tabú. Fue un éxito, y al mismo tiempo parteaguas.

2.- nació de la mente de Vince Gilligan, guionista de The X-Files, entre algunas otras series. Se transmitió al aire desde 2008, pero ya estaba planeada desde antes. Surgió de una plática entre amigos que charlaban acerca de la posibilidad de supervivencia en el mercado de las metanfetaminas (creciente en USA) con un personaje como Walter White, el cuál a su vez fue procreado gracias a la idea de su degeneración física y su gradual personalidad oscura, que nacía mientras avanzaba la serie. El narcotráfico fue una excusa perfecta.

3.- Antes de Breaking Bad y en la misma década, ya existían otras series estadounidenses que manejaban la droga y su origen implícito. Aunque hay más que latinizan la situación, las más importantes con ese argumento son The Wire (2002-2008) , y la comedia que rompió todos los equemas: Weeds (la cuál por cierto tendrá continuación en este año). Ni hablar de las que nos muestran la mafia de otros países como The Sopranos.

4.- Después de “Sin tetas”, la siguiente serie latina que llegó para continuar con el legado de las “narconovelas” fue Pablo Escobar, El Patron del Mal. Esta apareció en el 2009, un año después de Breaking Bad.

5.- La conjunción mediática entre el narcotráfico y los gringos fue manifiesto desde las películas de los años 70 con los hermanos Almada, del lado mexicano, pero se reivindicó el interés hollywoodense gracias a cintas como Traffic de Steven Soderberg (2000) la cuál, al igual que Breaking Bad utiliza los tonos ocres para referirse a la realidad mexicana y/o latina del narcotráfico, en contraparte con una paleta de colores vivos del lado estadounidense.

6.- En conclusión: Breaking Bad no es una narcoserie ni una narconovela porque, en principio, fue creada al márgen del surgimiento del género. Y eso sólo sólo como estadística. Vince Gillian desde el comienzo quiso anteponer el personaje y su pérdida moral con la excusa del mundo de las . La serie manifiesta antes que todo un rompimiento interno y personal con todo lo moralmente aceptable. En su argumento, el personaje de Heisenberg surgió del empoderamiento de los cárteles en Estados Unidos, aunque enaltece más la ausencia moral de un individuo que ya no tiene nada que perder, pero que utiliza al narco sólo como excusa sobre sus decisiones.

7.- La próxima vez que les digan que Breaking Bad es una narconovela, díganles que no se la jalen. Posiblemente sea una de las pocas historias televisivas que abunden el tema, pero que se mantienen bien al margen gracias al gran personaje que construyeron. Un personaje tan humano e imperfecto como todos, y definitivamente más fuerte y milagroso que cualquier Malverde de petatiux.

¿Te gustó? ¡Apóyanos en Patreon!

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!