Banda, tengo sentimientos encontrados conEternals. ¿Ya la vieron? Traigo atorados unos pedos con la misma, pero no me desagradó del todo. Ahí les van mis piensos.

La película nos cuenta la historia de unos valedores con súper poderes que llegaron a la tierra hace 7000 años enviados por unos cabrones llamados “Los Celestiales” (tienen nombre de grupo de Cumbia Villera), con la misión de cuidar a los humanos de las garras de los terribles “Deviants”: unas criaturas feas como mojón y malas como carne con cisticercos. El chiste es que son llamados “Eternos” porque a pesar del tiempo siguen igualitos y no se mueren, pero tampoco son inmortales. O sea, esto es sólo el comienzo de una de las películas más ambiguas de Marvel Studios.

Después de una batalla en Tenochtitlan, Ajak (Salma Hayek Pinault) que es la mera vena del grupo, les dice que no hay pedo; que ya terminaron con los Deviants en el mundo y que pueden hacer su vida como se les pegue la gana. Que ella les llama cuando haya algún pedo. Y pasan casi 500 años cuando tienen que juntarse nuevamente porque resulta que los monstruos no están muertos del todo, y cual Pokémon bien amaestrado, hasta evolucionaron. Y por eso los eternos tienen que luchar cada uno con su propia habilidad para detenerlos y también para acabar con el spoiler que no les voy a contar aquí.

Ahora bien; la directora Chloé Zhao trae con qué. La cinematografía es exquisita y también es bonito ver cómo muchas filmaciones se hicieron en locaciones y no sólo dentro de un galerón con pantalla verde como casi todas las de Marvel. Tiene sus momentos y en algunas escenas se ve que la dirigió alguien bien conocedora del cine -ganadora del Óscar, por cierto- ¿Entonces cuál es el fallo? ¿Por qué ambigua? Son varios puntitos.

-No se siente de Marvel. De hecho la película es tan DC que hasta podrían pasarla en HBO Max. Se nota la admiración de Zhao por Zack Snyder, por ejemplo, con el personaje de Ikaris (Richard Madden), se nota también ese pequeño guiño en algunos estilos de pelea y para rematar, dentro de la película no sólo nombran a Superman, sino hasta a Batman. La directora no esconde sus gustos. El problema que termina emulando la versión de cines de Batman v Superman: Dawn of Justice mezclada con Wonder Woman y termina por oscurecer algo que no debería, en teoría. En algún momento hasta me pareció ver a Doomsday por allí. Y eso obviamente saca de onda.

-Las grandes apuestas actorales no brillan. Están grises. Pasa con Thena (Angelina Jolie), que bien pudo haber sido sustituida por otra actriz de medio pelo y se ahorraban unos centavitos. Y eso que tuvieron todo el tiempo para darle el peso, pero no termina de cuajar.


-Con tantos personajes no terminas de empatizar. El que te cae bien, a la media hora ya te caga la madre y viceversa. Se extraña la simpatía del puñado de desconocidos que fue Guardians of the Galaxy al momento de introducirse. Y quizás lo que más le pudiese reprochar a la directora es que no sabe contar chistes. Es como el profe viejito que saca las dad jokes. Sí, extrañé los chistes de Marvel.

A todo esto, para nada es la peor de Marvel hasta la fecha -¡Hola, Black Widow!- Y justo por eso, a pesar de los defectos, no me disgustó. ¿Les ha pasado que les llama la atención alguien justo porque tiene marcado algún defecto y eso la hace especial? Esta madre así es. Imperfecta. No me arrepiento de haber comprado el boleto. Fui por un taquito de Fase 4 y terminé con un platillo de sabe qué; posiblemente ahorita traigo algunos gases, pero igual y mañana que ya la haya digerido pensaré en regresar o no al restaurante Zhao por este platillo exótico. Véanla sin sueño, luce chida en el cine y tiene buenos efectos. Pero no es indispensable, si quieren espérense a que salga en Disniplás más o menos por enero.

¡Comparte !


0 Comments

Deja un comentario

Cinexcepción